Shakira en Córdoba: Espera de lujo para un show único

Posted by Andress TreceX On jueves, 17 de marzo de 2011 0 comentarios


La Barra, Ziggy Marley y Calle 13 ofrecieron una excelente previa de la colombiana. Hubo orgullo cordobés y fervor latinoamericano. Mirá los videos.


03/03/2011 21:26

  |   |   | Comentá

POP FESTIVAL. Calle 13 y su fiesta de locos.

1 | 4
   
Emanuel Rodríguez
Un Estadio convertido en una sala de espera bailable: así se vivió durante la tarde-noche de ayer la previa de la presentación de Shakira en el Pop Festival. Pensado para alimentar esa emoción de danza y descontrol físico que despierta la colombiana, el prólogo comenzó con el crédito local, La Barra, y su examen particular de pop de gran alcance.
Los cuarteteros fueron recibidos de manera cálida por el público que a las 18.20 ya colmaba más del 60 por ciento de la superficie habitable del Mario Kempes. Dividieron su show -puntual y breve- en dos mitades: la primera, romántica y melódica, como para dejar claro que el ritmo popular cordobés guarda con el pop latino una madura familiaridad construida a fuerza de versiones de temas como Evidencias, de Ana Gabriel. La segunda mitad fue la seguidilla de hits altamente bailables con picos máximos de trompetas y con ese atractivo viril de cordobés con camisa desprendida que tiene Javier "La Pepa" Brizuela.
La gente respondió con una discreta emoción y por momentos se prendió en la ficción de un baile tradicional a plena luz, como si se apropiara del entorno gracias a una coreografía aprendida fin de semana tras fin de semana. La Barra tuvo oficio y precisión: sin excesos, pero a paso seguro, fue llevando a los bailarines hacia un estado de agradecida delicia con la trilogía SalvajeAmor infiel y La carta.
Un ratito de silencio fue la única aduana, cerca de las 19.45, para pasar del cuarteto al reggae y acomodar el cuerpo a un balanceo más tranqui. Ziggy Marley saludó y sentó bandera derelax antes de sacar su credencial más famosa, la Tomorrow People que mucha gente entre el público celebró con la sorpresa de quien sabe que, en algún momento no muy lejano de la vida, a esa canción la bailó mucho.
Bellas canciones como Stil the storm o True to myself, promovieron un paso pausado y ondeado por el campo. Después, el entusiasmo de la gente se puso en modo pausa, salvo en excepciones como el hit de Marley padre Get up Stand Up. 
Música cachonda
Una cuenta regresiva fue motivo de un enorme griterío, y cuando se prendieron las luces del escenario, Calle 13 llevó todo a un nivel increíble de intensidad y danza con El baile de los pobres.
Esa combinación explosivamente sensual de disidencia y alegría que proponen los puertorriqueños encontró un coro incansable en la gente, que parecía decirle a Residente que es cierto, no hay nadie como él.
Por fin los plateístas se pararon: ¿fue decisión, o resultaba inevitable? Residente, Visitante y esa diosa de pantalones rojos que completa el trío familiar, PG-13, transmiten algo misterioso e indecible: ganas de portarse mal, claro, pero también ganas de cambiar el mundo bailando.
¿Estamos bien? Preguntó Residente. Y se largó con Ven y critícame, manifiesto de comportamiento popular y regocijo de suburbio. Después, Atrévete, un reguetón que se te mete por debajo de la falda, ciertamente, y que puso a moverse a todo el Estadio, como si todo el baile anterior no hubiera sido sino un clóset en el que se guardaba algo más salvaje y desbocado, algo que incluía músculos hasta entonces dormidos.
Calma pueblo que ya viene Shakira.
Si hubo impaciencia por el número central del Pop festival, no se notó. Calle 13 no le dio oportunidad a ningún deseo ajeno a dejarse contagiar por su energía de tambores y meneos inverosímiles. Encantadores, calientes, peleadores, inteligentes: lo único que le falta a los shows de estos boricuas es un diccionario de sinónimos para poder elogiarlos sin caer en repeticiones. Residente fue, además, claro: "Atrévete fue una estrategia para que después escuchen este otro tipo de canciones", dijo y cantó su canción más hermosa, Latinoamérica. PG 13 se lució en los estribillos y Residente se graduó de cantante popular: la gente aplaudió los versos más potentes y se dejó conmover por una emoción de emancipación que no dejaba de estar de acuerdo con una premisa básica de la noche: había que liberarse. Liberarse y disfrutar de esa fiesta de locos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mas Calle 13



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...