Conversación con Eduardo Cabra, ‘Visitante’, de Calle 13

Posted by Andress TreceX On martes, 10 de julio de 2012 0 comentarios


“En mi familia siempre se vivió la música como un estilo de vida. No era una posibilidad ni un hobby, como quizás otras familias pudieran llevarlo”
  • Salsa & Latin Jazz Festival: BARCELONA: JULIO 20, 21 y 27. MADRID: JULIO 26. CÁDIZ: JULIO 26 Y 28. LA CORUÑA: JUNIO 29. AVILÉS: JUNIO 30
  • CALLE 13 EN CONCIERTO: VALLADOLID: JULIO 20. GIJÓN: JULIO 21. SANTIAGO: JULIO 25. MADRID: 26 DE JULIO. CÁDIZ: AGOSTO 5
Hablamos con Eduardo Cabra, o más conocido como Visitante. Junto a su hermanastro René Pérez, Residente; forman Calle 13. Su personal estilo mezcla ritmos de rap, hip­hop, afrobeat, salsa, cumbia, reggaeton e incluso el rock. Les identifican unas letras directas y repletas de valentía e ironía, que consiguen llegar a un público muy amplio en espacio y edad. Para percatarse de ello, sólo basta con escuchar la primera parte de la Intro en su último trabajo, Entren los que quieran: “Directamente desde Puerto Rico, la colonia más importante del mundo y el único lugar donde le prestan más atención a Miss Universo que a la educación”
La entrevista telefónica se realiza unos días antes de que los puertorriqueños regresen a España, para ofrecer un espectáculo que no dejará indiferente a nadie, coincidiendo con el final de una gira que les ha llevado por medio mundo gracias a Entren los que quieran, con el que se proclamaron vencedores absolutos en la última edición de los Premios Grammy Latinos, batiendo récords al llevarse nueve galardones en la misma noche.
Cómo crees que se puede desarrollar una mejor carrera en el ámbito de la música urbana: ¿una enseñanza de música reglada para tener un mayor conocimiento de la técnica, o siendo autodidacta?
Para mí, es súper importante estar alerta a lo que está pasando alrededor de uno, y “el hambre” de buscar un espacio propio en la música, y que la hagas de corazón. Aunque uno no lo crea, la gente se da cuenta si una propuesta es buena o no. Y también se da cuenta si va cambiando con el tiempo, para bien o para mal. Porque quizás uno piense que está en el camino correcto y en verdad esté en el camino equivocado. Quizás nosotros ahora mismo estamos haciendo las cosas equivocadas, y no nos damos cuenta… Yo creo que es una combinación de muchas cosas: lo genuino, la educación, el tema de aprender uno solo siendo autodidacta, investigar por Internet… Yo trato de investigar música nueva por Internet. A veces, me dedico horas entrando en Youtube,y al lado del vídeo principal, siempre sale una lista de sugerencias. Y voy entrando en esas sugerencias, que me sugieren otras cosas, y otras cosas… Y así voy encontrando diferentes propuestas que me enriquecen muchísimo.
“Es importante que lleguen diferentes mensajes para que haya diversidad y la gente escoja el camino que quiera seguir”
Tu sombrero es muy simbólico, y en él, se pueden apreciar varias chapas entre las que se incluyen los Beatles o David Bowie. Se conoce también que tienes bastante admiración por el trabajo de Jimi Hendrix o Van Halen. ¿Qué influencias recibís de estos maestros de un estilo tan sumamente diferente al vuestro?
Lo que pasa es que son propuestas que tienen un sello particular y que a mí me inspiran cambio. Son propuestas que le dieron curso a la música de hoy, a pesar de que la música de hoy ha tomado un camino “medio oscuro”. Pero sí que le han dado un curso a todo eso, ya que de ahí nació todo. Entonces yo, de alguna manera, me aferro a esas propuestas: a los Beatles, a Hendrix, a Led Zeppelin, a Janis Joplin… A Rubén Blades también… No sólo rock. Y como de alguna manera, esa música de hace 30 y 40 años atrás, todavía se escucha fresca. Para mí, eso es muy significativo, ya que te da mucho que decir sobre la música de hoy. Y quizá parezca un viejo diciendo esto, o quizá lo soy ya y no me he dado ni cuenta (ríe); y es el discurso de que las cosas viejas eran mejores… Pero yo creo que en el caso de la música, esto se cumple. En Puerto Rico se dice “charro”, no sé cómo lo llamarán allá en España. Pero es como de fabricación barata, como algo que es todo lo contrario a un trabajo artesanal, y que se crea sólo para vender. Son propuestas con botox: le echan botox en la cara, pero también le echan botox al disco. Y si quieres hacerte la sexy o el sexy, para mí no está mal que quieran dar esa imagen, pero muchas veces se ve forzado, no se ve real… Ellos creen que no, pero la gente se da cuenta de eso.
Ya has dejado claro que eres un gran músico, compositor y que puedes tocar una gran diversidad de instrumentos. Remontándonos a los orígenes, ¿de dónde surge toda esta pasión por la música?
En principio, la familia. Mi mamá siempre me llevó a clases de música, y mi papá también es músico. Él es cantante, guitarrista, bajista, tecladista… Es un músico autodidacta “calle, calle, calle”. Yo creo que todo va por la vena de papi, y con el apoyo de mami también… Aunque mami no canta ni ná. Es un desastre en la música (ríe), pero siempre estuvo el apoyo de ella para que yo me desarrollara en la música. En mi familia siempre se vivió la música como un estilo de vida. No era una posibilidad ni un hobby, como quizás otras familias pudieran llevarlo. Si creíamos en ella, la trabajábamos.
¿Cómo ha sido la evolución desde un reggaeton más despreocupado a un estilo con otro tipo de ritmos más potentes como el hip­hop o el rock, y con mensajes tan marcados y reivindicativos?
Yo creo que desde un principio, estuvo propuesta la cuestión de mezclar ritmos. Pero con el tiempo, ha ido despuntando y las mezclas son más radicales. En un principio, con “Atrévete” que salió del primer disco, se estaba proponiendo la cuestión del reggaeton que se mezclaba con la cumbia, con el clarinete que fue tocado de verdad… Era una época del reggaeton en la que todo era electrónico y ya nosotros lo estábamos instrumentando. Agarramos la base rítmica y le sumamos otros ingredientes. Cogimos esa base porque era a lo que estábamos acostumbrados en esa época. Pero, sinceramente para mí, fue un disco como medio­demo, aunque fue el que más se vendió y las ventas han ido en picado a nivel de todo el mundo a partir de ahí. Ya en el segundo disco, agarramos otros ingredientes gracias al viaje que habíamos hecho por Latinoamérica, y lo poquito que habíamos conocido en él. En este disco, había algo más definido, en todo su primor. Y en el tercer disco, se sumaron otros ingredientes; y en el cuarto… Y así fue evolucionando y cambiando el sonido, pero en esencia era la misma idea de mezclar cosas que no se parecieran, y que no se parezcan a los temas que ya habíamos hecho.
Sois productores del último disco de Shakira: Sale el Sol, y colaboráis con ella en el tema “Gordita”. ¿Cómo fue vuestra experiencia con ella? En general, ¿qué opináis de la evolución de su música?
Estuvo bien la colaboración y ya la conocía de antes. Si soy sincero, a mí me gusta más la propuesta inicial. Es como que nos da algo más orgánico y me gusta mucho más de lo que está haciendo ahora.
En vuestras canciones, se deja ver claramente que en muchas zonas de Latinoamérica, aún resulta una tarea ardua acceder a una educación de calidad. ¿Este es el principal motivo por los que sois embajadores de UNICEF, o en qué momento decidisteis que teníais que serlo?
Esa propuesta surgió de parte de ellos, y a nosotros nos pareció interesante. La labor de UNICEF va más encaminada al tema de la trata de personas. Y nosotros a la cuestión de la trata, le sumamos la cuestión de la educación, a la que le estábamos haciendo énfasis desde hace tiempo. Son temas que van de la mano, y nosotros hemos estado encima de eso desde siempre.
¿Cómo se siente uno al recibir tanto reconocimiento y respeto por una música, que como vosotros bien decís, no es la que suelen poner en las radios por ser tan valiente y con unos ideales tan marcados?
Siempre está bien de que a uno le reconozcan y de que a uno le den premios. Pero yo creo que eso no es en lo que debe basarse la vida de nadie. Yo creo que uno debe seguir trabajando y que deben ser otras cosas las que motiven a la gente. Para mí, la mejor motivación es terminar un tema y que me sorprenda al escucharlo, o tratar de superar el trabajo anterior… Cuando yo no termino de editar un tema o un disco, me causa una sensación súper extraña, porque de alguna manera, desconozco de dónde salió esa música. Tampoco es que yo esté haciendo una súper obra de arte (ríe). Todo es creación, pero es una sensación como: “¿qué diablos?, ¿yo hice eso?, ¿eso otro lo hizo mi hermano?”. Yo pienso que uno es como una antena. De alguna manera, como un receptor de imágenes y de música. Y la música está en el aire, como una nube. Y uno es como esa antena que traduce la información y la pone en una canción. Entonces, yo creo que soy una antena que traduce. Pero la música está ahí, y cada uno la interpreta de la manera que uno crea. Unos de una manera más sencilla, otros más complicada. Unos más suave, otros más fuerte… Cada creador es una antena.
“La gente se cree que lo que vende es hablar de temas triviales, pero no. Hay otro público grande que necesita de otros temas, y así mismo, todo el mundo lo busca”
En el vídeo del tema “Calma Pueblo” aparecen muchas personas que se desnudan completamente para protestar por todo lo que dice la canción. ¿Realmente, qué pretendíais con esto? Porque últimamente se asocia la música latina que está de moda con el erotismo y no con esa revolución que proponéis. Y claro, este hecho asociado a los desnudos…
Yo creo que “Calma Pueblo” fue un tema súper importante. La idea era romper, dejarlo todo y salir adelante. Lo que se propone en ese tema es que al final todo el mundo está saliendo adelante, juntos… Tampoco es que ahora te quites la ropa y salgas corriendo por ahí (ríe). Es cuestión de las cosas que te encadenan en la cabeza, los prejuicios… Con respecto a los otros, el vídeo es buenísimo, y lo dirigió Alejandro Santiago Ciena, que es familia nuestra. Yo creo que la música latinoamericana está pasando por un momento súper heavy. No sé si es que están muy pendientes a lo que pasa en otros lugares, y agarran esos estereotipos… Es como una copia barata de algo que ya existe. Quizás están más pendientes a las cosas que pasan en los Estados Unidos, que tampoco están tan chéveres; y a la música mainstream de los Estados Unidos, que se enfoca en el baile, en vender… Y son la misma gente: viejos que no aportan alguna propuesta nueva. Y no tengo nada en contra de los viejos, pero hay que darle oportunidad a gente y propuestas nuevas, que hablen sobre cosas diferentes. La gente se cree que lo que vende es hablar de temas triviales, pero no. Hay otro público grande que necesita de otros temas, y así mismo, todo el mundo lo busca. Es importante que lleguen diferentes mensajes para que haya diversidad y la gente escoja el camino que quiera seguir.
¿Por qué os han impuesto esa censura que os prohíbe tocar en vuestra tierra? ¿Es que acaso “los poderosos” tienen miedo de que la gente abra los ojos debido al mensaje que transmitís?
Yo no sé bien si se trata de una especie de castigo por tener un discurso diferente. De alguna manera, ellos no quieren escuchar ese otro discurso que se propone. Antes de que se acabe el año, nosotros estamos intentando con todas las fuerzas tocar en San Juan. Estamos enfocados en ese plan y vamos a ver si se da al final.
¿Cómo fue el proceso de realizar el documental “Sin mapa” y qué aprendisteis en este viaje?
Ese documental lo veo como una introducción a nuestra propuesta, y de alguna manera, validó el segundo disco. Nosotros estábamos empezando a salir de una islita del Caribe que es súper pequeña, y estábamos entrando en Latinoamérica, y empezando a identificarnos como músicos latinoamericanos y viviendo esa experiencia. Y que se haya plasmado y grabado eso en esta pieza, fue importante. Aunque las cosas quedaron plasmadas en la cabeza de uno, quizá ahora uno se acuerda más gracias a los detalles de los lugares en donde estuvimos, y lo que vivimos allí. Es como que la carrera de nosotros la basamos en ese documental. Fue un principio a los viajes y a todas las experiencias que vinieron después; y eso es lo que realmente ayudó a construir y definir la propuesta que se está escuchando ahora, y que también ayudó a hacer un tema como “Latinoamérica”, que ha sido muy importante.
Después de haber actuado en varias ocasiones en Europa, ¿cómo esperáis que os reciba el público español este verano?
Yo creo que las cosas que hemos hecho en España y en Europa, han ido in crescendo. Es un territorio en el que la gente está abierta a otras propuestas de otros lugares, y eso es muy bueno. En España, lo que nos ayuda es que hablamos el mismo idioma. Y esta gira alrededor de España, en la que va a haber muchos shows, va a ser importante, porque yo creo que por fin vamos a poder conectar con el público español. Aunque ya habíamos ido muchas veces, pero no como ahora. Ahora vamos a explotar el país. Antes, la gira se distribuía por toda Europa y no teníamos la oportunidad de tocar en muchos lugares de España como ahora.
Existe un gran respeto mutuo hacía Rubén Blades, quedando patente en el tema “La Perla” ¿hay ganas de actuar junto a él en territorio europeo por primera vez?
Sí. Va a estar chévere que la gente del “viejo mundo” pueda disfrutar de un buen concierto, que es el que él da. Y para nosotros, nos llena de orgullo compartir tarima con Rubén. Siempre es bueno verle y siempre nos da buenos consejos, y más ahora que ya estamos terminando la gira de este último disco, para empezar el nuevo ciclo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Mas Calle 13



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...